Skip to content

Alimentos para una buena salud cerebral

Relación de la salud mental con mala alimentación

 

En consonancia con investigaciones recientes, una dieta aconsejable para la salud mental es la que merma el riesgo de contraer enfermedades cardíacas y diabetes, estimulando un correcto flujo sanguíneo, previniendo el párkinson, y siendo siempre baja en grasas y colesterol. Al igual que el corazón, el cerebro también requiere, para su buen funcionamiento, un equilibrio adecuado de nutrientes, que contenga proteínas y azúcar. Una dieta recomendable para nuestro cerebro sería siempre más eficaz cuando se combina con la actividad física y mental.

Relación de la salud mental con la mala alimentación

Controle el peso de su cuerpo y limite alguna adicción inadecuada para una buena salud mental. Un estudio elaborado sobre 1.500 adultos concluyó que los que eran más obesos, tenían dos veces más de posibilidades de encontrarse en estado de demencia o depresión a edades más avanzadas. Los que tenían más colesterol y una mayor presión arterial, podían sufrir de demencia habitualmente. Es necesario adoptar un estilo de alimentación a largo plazo, en lugar de una dieta a corto plazo, evitando siempre las malas costumbres.

Se ha demostrado que la adicción al consumo saturado de grasas y el colesterol reducen el buen flujo arterial e incluso puede favorecer enfermedades como el Alzheimer. Si bien es cierto que también existe el colesterol HDL o “colesterol bueno”, puede ayudarnos a proteger las células del cerebro. Debemos de tratar de hornear o asar los alimentos en vez de freírlos.

Alimentos para una buena salud mental

Alimentos beneficiosos para el desarrollo cognitivo

Ciertos alimentos pueden reducir las anomalías cardíacas y de accidente cerebro vascular, protegiendo las células del cerebro de los síntomas del párkinson y la epilepsia. Regularmente, las verduras y la fruta en estado de madurez tienen niveles más altos de antioxidantes, beneficiosos para el desarrollo cognitivo. Se aconsejan productos como la remolacha, el pimiento rojo, cebolla, maíz, berenjenas, col, espinacas o brócoli. También hay frutas de un nivel alto de antioxidantes como las ciruelas, las pasas, los arándanos, moras, frambuesas, ciruelas, naranjas, uvas rojas o cerezas.

Los pescados como el fletán, la caballa, el salmón, la trucha y el atún contienen ácidos grasos y omega-3. Los frutos secos siempre suelen ser una parte útil de la dieta, también a la hora de frenar la depresión, hablamos de almendras, pacanas y nueces que además son una buena fuente de vitamina E.

Las vitaminas pueden ser útiles para el desarrollo cognitivo. Hay indicios de que la vitamina E, la vitamina B12, la vitamina C y el ácido fólico son importantes en la reducción del riesgo de Alzheimer y epilepsia. Para una dieta saludable nuestra masa cerebral debe recibir estas vitaminas y los oligoelementos necesarios para el cuerpo.

Difundir el amor, compartir el articulo

Articulos relacionados

Comentarios

No hay comentarios en esta entrada.

Enlaces relacionados

No hay enlaces relacionados en esta entrada.