Skip to content

El síndrome de la hoja en blanco, la ansiedad del estudiante

Estrés del estudiante ante los exámenes

En época de exámenes aparece el estrés por ansiedad del estudiante

 

La ansiedad ante los exámenes es una reacción normal y sana, pero cuando no se pueden controlar los nervios, impide concentrarse en las preguntas y dar lo mejor de uno mismo, afectando tanto al cuerpo como a la mente. Cuando el nivel de ansiedad es alto provoca sensación de malestar: palpitaciones, dolores de cabeza o de estómago, tensión muscular, etcétera, que no responden a una base fisiológica sino psíquica. Afecta a las personas que se preocupan mucho por las cosas o son muy perfeccionistas, también puede afectar a quienes no se han preparado bien el examen, pero les importa el resultado que pueden obtener.

Los nervios ante el examen causa de estrés

Se puede convertir en un grave problema cuando el estudiante se pone tan nervioso ante los exámenes, que le es imposible controlar los nervios para concentrarse en las preguntas y dar lo máximo. Se puede utilizar el estrés como aviso del cuerpo para afrontar un reto a punto de realizarse, en beneficio propio, como un recordatorio, y afrontándolo de modo activo, como ayuda a preparar los exámenes con antelación suficiente.

En caso de que el estrés produzca una ansiedad que hace que se te queda la mente en blanco y se te olvide lo que te sabías, lo más probable es que necesites ayuda para controlar ese nivel de ansiedad ante los exámenes. El psicólogo escolar, el profesor o el tutor pueden ayudar. Recurrir a complementos alimenticios o incluso medicamentos para tratar otro tipo de dolencias no es la mejor solución. Y peor aún es utilizar drogas cuyo efecto euforizante puede transmitir en primera instancia confianza y seguridad ante el estudio pero su efecto a medio plazo lleva irremediablemente al extremo opuesto donde la ansiedad y el estrés toma las riendas de la vida camino de la preocupante dependencia de las drogas.

Pautas para afrontar el reto de la hoja en blanco

Los hábitos de estudio y una buena organización, preparando los exámenes varios días antes de las pruebas, facilita que los estudiantes se sientan más seguros el día del examen. Así el día anterior será suficiente un breve repaso. El miedo ante los exámenes disminuye si se logra estudiar más regularmente.
Es importante controlar los pensamientos, cualquier pensamiento podemos convertirlo en positivo: daré lo mejor de mí mismo, he estudiado suficiente, no me distraeré.

En época de exámenes aparece la ansiedad del estudiante

Para luchar contra los síntomas fisiológicos de la ansiedad, tales como palpitaciones, tensión muscular, sudoración, insomnio, se pueden practicar ejercicios de respiración: tumbado boca arriba se ponen las manos encima del ombligo, tomamos aire llenando en primer lugar la parte inferior de los pulmones, inflando el abdomen como un globo, pausa y llenar la parte superior de los mismos, se retiene el aire unos segundos y se expulsa suavemente, repitiéndolo unos minutos. Otra cosa que se puede hacer, si eres muy perfeccionista, para controlar el estrés es intentar relativizar los errores. Todo el mundo comete errores y estos se pueden convertir en oportunidades de aprendizaje.

El día del examen hay que llegar con tiempo a la prueba. El cuidado de la salud, por ejemplo, dormir lo suficiente, hacer ejercicio físico y comer de forma saludable, ayudará a la mente a rendir al máximo.

Difundir el amor, compartir el articulo

Articulos relacionados

Comentarios

No hay comentarios en esta entrada.

Enlaces relacionados

  1. Síndrome de la hoja en blanco | Proyecto de Rehabilitación Integral de la Salud M

Añadir comentario

Obligatorio

Obligatorio

Opcional