Skip to content

Ataque de pánico: ¿Cuáles son sus causas?

Entender cuáles son las causas del ataque de pánico es la clave para tratarlo y tener una mejor calidad de vida.

Básicamente, el pánico es un grado intenso de ansiedad. La ansiedad es cuando nos sentimos preocupados en exceso por una situación real o imaginaria y es natural tener esta emoción porque es parte de nuestro mecanismo de supervivencia: cuando nos sentimos ansiosos ante un peligro inminente el organismo se prepara para correr o luchar, es una respuesta natural del organismo.

Sin embargo, algunas veces nuestra mente reacciona de forma exagerada con algo que realmente no constituye una verdadera amenaza, y esto resulta en un ataque de pánico. Demasiado estrés puede llevar a una situación de respuesta de “lucha”, aunque la situación no lo amerite. Algunos disparadores estresantes en la vida que pueden llevar a las personas a tener picos de estrés y por ende a la posibilidad de sufrir ataques de pánico son: la pérdida de empleo, la muerte de un ser querido, la separación o divorcio, exámenes, etc. También puede estar causado por factores físicos a través del uso de estimulantes como el abuso de alcohol, café o azúcar, o incluso la exposición intensa a la luz artificial. También problemas emocionales no resueltos pueden llevar a una persona a sufrir un ataque.

Cuando se sufre un ataque de pánico el organismo se pone en modo “correr o luchar”. El flujo sanguíneo va directamente hacia los brazos y piernas (el organismo se prepara para correr y luchar), corazón y pulmones. E l corazón bombea más rápido y el flujo sanguíneo aumenta hacia estos órganos. Los pulmones trabajan más rápido y se bombea más oxígeno hacia el organismo. Entre los numerosos síntomas que se sienten al sufrir un ataque de pánico son: manos sudorosas, temblor en las extremidades, el corazón acelerado, hiperventilación. Si el peligro no es real y estas cosas suceden, tu mente empezará a preguntarse por qué sufre estas causas físicas: ¿me estoy muriendo? ¿Estoy teniendo un ataque al corazón? ¿Estoy siendo estrangulado? ¿Me he vuelto loco?

Al tener miedo de sufrir nuevamente estos síntomas es probable que se incremente el riesgo de sufrir estos síntomas, por lo tanto se sufrirá otro ataque de pánico. Darnos cuenta de que estamos teniendo un ataque de pánico y no asustarnos con los síntomas en un paso para su curación.

Autor: Portalmundos
Fuente: http://mundopsicologia.portalmundos.com

Difundir el amor, compartir el articulo

Articulos relacionados

Comentarios

No hay comentarios en esta entrada.

Enlaces relacionados

No hay enlaces relacionados en esta entrada.

Añadir comentario

Obligatorio

Obligatorio

Opcional