Skip to content

Cómo afecta la escasez a la salud mental

Salud mental de una sociedad en crisis

La falta o escasez de recursos económicos puede desencadenar la aparición de un problema de salud, tanto física como emocional. La pérdida del poder adquisitivo, el desempleo, la imposibilidad de sacar adelante a la familia, el no poder hacer frente a la hipoteca, un potencial desahucio…, son problemas, muy frecuentes en la actualidad, y que pueden afectar a la salud mental de quien los sufre. Estudios recientes han demostrado que cada vez son más los casos confirmados de pacientes que, tras acudir a sus médicos generalistas o de cabecera por algún problema físico (malestar estomacal, dolores de cabeza, problemas de piel, etc.), son diagnosticados de alguna afección psicológica como depresión, ansiedad, irritabilidad o falta de concentración, que somatizan en los síntomas físicos anteriores.

Afecciones físicas y mentales de una sociedad en crisis

Más de un 50% de las personas desempleadas afirman que desde la pérdida de sus ocupaciones laborales (o incluso desde antes, cuando temían que iban a perder su empleo de forma inminente), observan dificultades para conciliar el sueño. Esto trae consigo la falta de un correcto descanso, lo que puede llevar a alteraciones hormonales, problemas inmunológicos… La ansiedad, por su parte, puede hacer que un individuo que había dejado de fumar o que estaba en fase de abandono, retome el hábito: otro problema añadido que puede hacer estragos en una salud ya de por sí debilitada. Los problemas económicos obligan a replantear la vida de quien los sufre hasta el punto de dejar en un segundo plano un aspecto tan importante como es el de seguir una alimentación saludable. Prescindir de los nutrientes imprescindibles (aminoácidos, vitaminas, minerales…) que aporta una dieta equilibrada, lleva a un debilitamiento general que no ayuda en absoluto a restablecer el estado emocional del afectado.

Aumento de los tratamientos de trastornos mentales con psicofármacos

El aumento del consumo de psicofármacos (se estima que en un 15%) demuestra que la salud mental de los españoles se está viendo seriamente perturbada por las dificultades económicas por las que está pasando el país. Los especialistas insisten en que los problemas emocionales no están provocados por esta difícil situación, pero sí potenciados, y aconsejan intentar mantener una alimentación saludable y acudir a un profesional cuando aparezcan los primeros síntomas de enfermedad (dificultades para dormir, falta de concentración, apatía, anhedonia…). Aunque el problema no pueda eliminarse (quedarse sin empleo y todo lo que conlleva), el pedir ayuda a tiempo puede impedir que el afectado llegue a extremos como la temida exclusión social o el aislamiento, y pueda de alguna forma hacer frente a las situaciones que actualmente lo desbordan, así como a las inciertas perspectivas de su futuro.

Difundir el amor, compartir el articulo

Articulos relacionados

Comentarios

No hay comentarios en esta entrada.

Enlaces relacionados

  1. En que medida afecta la crisis económica a la salud mental | Proyecto de Rehabilitación Integral de la Salud M

Añadir comentario

Obligatorio

Obligatorio

Opcional