Skip to content

Conductas suicidas

Prevenir conductas suicidas

Los intentos de suicidio son uno de los peores episodios a los que cualquier individuo o familia puede enfrentarse en alguna ocasión a lo largo de su vida. En una sociedad que se mueve bajo fuertes presiones, competitiva y egoísta, cada vez es más común encontrar factores que incitan a cometer este acto. No obstante, existen ciertas actitudes o señas que alertan de una conducta suicida, permitiendo prevenirla.

Las enfermedades mentales cómo causa de suicidio

El trastorno mental o la enfermedad mental es uno de los grandes causantes de suicidios. Las personas que lo sufren tienden a ver el mundo como un lugar desagradable en el que no encajan. Pueden sentir el rechazo de las personas que están a su alrededor, o bien pueden pensar que sólo causan problemas a sus seres queridos. Saber detectar un trastorno mental a tiempo es clave para poder dar al enfermo el tratamiento psicológico o psiquiátrico necesario y reglar su conducta.

El abuso de drogas y el suicidio como vía de escape

Otro de los colectivos más vulnerables es el de los drogodependientes. El consumo continuado de drogas provoca una adicción que supera a la propia persona y que puede llevarla a cometer acciones incluso de forma involuntaria como única vía de escape. La ayuda en este caso requiere de la propia aceptación de dependencia del afectado y del trabajo conjunto de numerosos profesionales.

El suicidio como única alternativa

Puede darse el caso también de que personas, a priori, completamente sana mentalmente y sin afición a las drogas terminen pensando en el suicidio como última alternativa. Suelen ser personas con una baja autoestima, que están 100% seguros de que no valen nada y de que su papel en la sociedad es inexistente. Generalmente se producen una serie de señales antes del acto suicida que permiten identificar el problema, como depresión, soledad o tristeza continuadas. El apoyo familiar y de los amigos se vuelve aquí imprescindible para devolver la estima.

Menores de edad, el riego de la victima acosada

Por último, y muy desgraciadamente, cada vez son más comunes los casos de suicidios en menores de edad que vienen provocados por el acoso escolar. Es importante saber darle la importancia necesaria a los insultos y vejaciones que los niños pueden recibir en el centro de estudios, ya que estos, a veces, consideran que se está infravalorando la gravedad de su situación y pasan a verse solos ante un hecho que los desborda. Sólo con el compromiso de los padres y de la comunidad educativa se puede conseguir una mejora en la situación del estudiante.

Enfermedad mental, drogas, baja autoestima o acoso escolar son sólo algunas de las situaciones que pueden llevar a una persona a considerar el suicidio. Saber detectarlas a tiempo y recurrir a la ayuda de buenos profesionales puede ser vital en estas circunstancias.

Difundir el amor, compartir el articulo

Articulos relacionados

Comentarios

No hay comentarios en esta entrada.

Enlaces relacionados

  1. Conductas suicidas | Proyecto de Rehabilitación Integral de la Salud M

Añadir comentario

Obligatorio

Obligatorio

Opcional