Skip to content

El estrés de Fukushima

Trastornos psicológicos ante los desastres

Las grandes catástrofes naturales generan trastornos psicológicos entre la población que las padece. Si además, se le suman problemas asociados a construcciones humanas la tragedia cobra una mayor dimensión. El último gran ejemplo, desgraciadamente se vivió en Fukushima, donde un gran terremoto generó un tsunami que afectó seriamente a la central nuclear de la ciudad, provocando una fuga radiactiva muy importante.

Es imposible que la población se mantenga al margen de estas tragedias, y sufre no solo las consecuencias de tal acontecimiento, sino también, problemas psicológicos muy complicados de tratar.

La devastación mental tras el desastre

Diferentes estudios demuestran que tras una catástrofe como las ocurridas en Chernóbil o Fukushima, un alto porcentaje de la población presenta distintas enfermedades mentales. Muchas personas abandonan el lugar de la tragedia, trasladándose a zonas más tranquilas donde olvidar lo ocurrido. Las depresiones y el estrés psicológico requieren de tratamiento profesional, siendo casos de larga duración que requieren mucho tiempo y paciencia.

Síndromes de ansiedad predestinada

España tiene la suerte no haber sufrido tragedias similares a lo largo de su historia. A pesar de esta tranquilidad, se producen intensos debates sobre el modelo energético a desarrollar. La instalación de una central nuclear suele estar rodeada de una gran polémica. Aunque el número de accidentes es realmente bajo, algunas personas que viven en sus proximidades pueden sufrir procesos de ansiedad o estrés, debido a las terribles consecuencias que pudiera tener una catástrofe nuclear.

Pero no sólo la energía nuclear causa grandes polémicas. Las antenas de telefonía móvil o los postes de alta tensión también ocasionan, en algunos casos, problemas y enfermedades psicológicas sobre los habitantes de una determinada zona. Por este motivo, las medidas de seguridad buscan el menor impacto posible sobre el conjunto de la población.

Impacto psicológico

A pesar de las medidas de seguridad que aplican las empresas en este tipo de construcciones, estas instalaciones ocasionan un impacto psicológico que repercute directamente en la salud mental de algunas personas. Las depresiones y la ansiedad hacen su aparición, impidiendo la realización de una vida normal. Es algo encontrar ciudadanos o asociaciones de vecinos que denuncian ante los medios de comunicación los problemas que causan este tipo de construcciones.

Difundir el amor, compartir el articulo

Articulos relacionados

Comentarios

No hay comentarios en esta entrada.

Enlaces relacionados

  1. Los trastornos psicológicos de las grandes catástrofes naturales | Proyecto de Rehabilitación Integral de la Salud M

Añadir comentario

Obligatorio

Obligatorio

Opcional