Skip to content

Esquizofrenia, psicosis o marihuana

Fumar marihuana provoca esquizofrenía

Un 1% de la población mundial sufre de esquizofrenia. Las personas que la padecen pasan periodos críticos de forma recurrente donde llegan a perder totalmente el contacto con la realidad manifestando alucinaciones visuales o auditivas que provocan un estado de psicosis y delirio que afecta a la capacidad de pensamiento, lenguaje, memoria, sensaciones y emociones que vive el paciente esquizofrénico.

Las causas de esta enfermedad mental siguen actualmente en estudio dado que se desconoce la causa exacta. Entre los últimos estudios sobre la esquizofrenia se encuentra uno que relaciona la falta del  gen TOP 3ß responsable de producir una proteína que influye en el cerebro. Aunque este no es el único gen que los expertos científicos relacionan con la probabilidad de sufrir una psicosis esquizofrénica pero sí que permite pensar que a largo plazo pueda trazarse un objetivo en el desarrollo de nuevos tratamientos médicos.

A pesar de que existen varios tratamientos farmacológicos que ayudan a controlar el desarrollo de la enfermedad también se ha relacionado el uso de fármacos antipsicóticos con alteraciones motoras ,que provocan movimientos involuntarios en la cara, tronco y extremidades, diagnosticada como Discenesia Tardía (DT).

Síntomas de la esquizofrenia

Podemos dividir los síntomas de la esquizofrenia en tres grupos:

–          Positivos o psicóticos
El esquizofrénico pierde el contacto con la realidad, delirios y alucinaciones forman un mundo de fantasía donde el paciente mantiene una conducta inconsciente y posiblemente  inapropiada.

–          Negativos
La persona sufre de incapacidad para iniciar o terminar tareas o actividades, padece un embotellamiento emocional que le imposibilita poder expresarse.

–          Desorganizados
El paciente sufre un comportamiento sin sentido con ideas y habla confusa, acompañado de gestos rítmicos, ademanes o movimientos lentos.

Causas de la esquizofrenia

En la actualidad y tal como sucede con otras enfermedades crónicas se cree que son varios los factores que contribuyen de forma conjunta al desarrollo de la esquizofrenia pudiendo resumirlos en:

–          Factores de Predisposición

  • Factores de predisposición familiar
  • Genética
  • Complicaciones obstétricas
  • Complicaciones perinatales
  • Problemas de conducta (durante la época escolar de forma marcada y frecuente)
  • Traumatismo craneal

–          Factores Precipitantes

  • Situaciones vitales estresantes
  • Consumo de drogas

Relación directa entre el consumo de drogas y la esquizofrenia

La enfermedad puede aparecer de forma brusca pero también progresivamente entre los 15 y 30 años. En el diagnostico de la esquizofrenia en la adolescencia se ha relacionado el consumo de drogas con un incipiente aumento de los casos que sufren en sus carnes dos de los estigmas de la sociedad la drogadicción y las enfermedades mentales.

Aunque ya se ha reseñado que existen unos factores que predisponen a sufrir la enfermedad es cierto que el consumo de ciertas drogas como el cannabis, cocaína, anfetaminas, etc. son factores que desencadenan la enfermedad e incluso son responsables de cambios a nivel de los neurotransmisores del cerebro afectando a sustancias químicas (dopamina y serotonina) que desencadenan la esquizofrenia.

El consumo de marihuana o cannabis genera dependencia además de cuadros de psicosis y esquizofrenia  que a medio y largo plazo ocasiona un deterioro cognitivo que afecta a la memoria, concentración y atención, disminuyendo el rendimiento académico y aumentando el riesgo de sufrir ataques de pánico, ansiedad, depresión y trastorno bipolar.

Tratamiento de la esquizofrenia

El primer paso ante la manifestación de sistemas que hagan pensar que se sufre una enfermedad mental es acudir a la consulta del psiquiatra quien podrá diagnosticar la enfermedad y el grado de incidencia en el paciente. Posteriormente se prescribe un tratamiento farmacológico además de una terapia emocional que permita reconducir al paciente ante la disyuntiva de sufrir esquizofrenia. Por último suele aconsejarse que desde el ámbito familiar se “acompañe” al paciente en el control de la medicación y la asistencia a terapias dado que suele ser elevado el grado de abandono de uno o ambos tratamientos que conlleva a sufrir episodios psicóticos relacionados con la enfermedad esquizofrénica.

Difundir el amor, compartir el articulo

Articulos relacionados

Comentarios

No hay comentarios en esta entrada.

Enlaces relacionados

  1. Esquizofrenia, una enfermedad mental que poco se saben sus causas | Proyecto de Rehabilitación Integral de la Salud M

Añadir comentario

Obligatorio

Obligatorio

Opcional