Skip to content

Hikikomori la enfermedad que provoca aislamiento social

Síndrome patológico de fobia social

En este siglo, hemos visto la aparición de horribles enfermedades que, sin lugar a dudas, han sumido al mundo en un estado de alerta. Hoy toca el turno de hablar sobre uno en especial, decimos especial porque es un síndrome despiadado cuya meta, es aislar al afectado de todo contacto social sumiéndolo en una horrible depresión. Estamos hablando, del síndrome de Hikikomori.

El Hikikomori es un síndrome que solo podía ser visualizado en Japón, de hecho, se creía que era una afección exclusiva del país nipón, sin embargo, contamos con cifras oficiales que apuntan hacia 146 casos confirmados en España.

Síndrome patológico de fobia social

En 1986 este padecimiento gano su nombre en la literatura científica como un síndrome patológico y devastador, el cual, hace que sus víctimas decidan alejarse de todo contacto social por al menos 6 meses. El único contacto que tienen con el exterior, si es que lo hay, es por medio de la red. Como se mencionó anteriormente, se creía que el síndrome de Hikikomori era solo un padecimiento que se vivía en Japón, sin embargo, estudios conducidos por expertos han demostrado que no es exclusivo de las tierras del sol naciente, ya que se han comprobado múltiples casos de fobia social en países como Corea, India, Italia, Omán, Estados Unidos y España.

Un problema familiar que no lo es

Cabe destacar que este padecimiento puede ser evitado por la familia, ya que se está en contacto con el afectado en todo momento. Además, es deber de esta el detectar a tiempo los síntomas de aislamiento, mala conducta, rechazo al contacto humano y el miedo; sin embargo, estudios han demostrado que la misma familia podría ser la fuente del problema, ya que se ha visto que en algunos casos, quienes padecen del síndrome de Hikikomori, cuentan con padres que padecen de ansiedad, trastornos afectivos, así como psicóticos y consumo de drogas.

Difundir el amor, compartir el articulo

Articulos relacionados

Comentarios

No hay comentarios en esta entrada.

Enlaces relacionados

No hay enlaces relacionados en esta entrada.