Skip to content

Intervención en los Trastornos de Ansiedad

Características y síntomas del trastorno de ansiedad

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad?

Cada vez son más frecuentes los trastornos de la ansiedad. Los actuales problemas socio-económicos, unidos a las preocupaciones familiares y laborales diarias, así como de otras áreas importantes, ocupan gran parte de nuestros pensamientos. El problema surge cuando estas inquietudes alteran nuestra vida e implican un riesgo para nuestra salud emocional.

El sentimiento de ansiedad generalizada puede llegarse a confundir con el estrés, el miedo y la angustia, siendo una respuesta psicológica exagerada e irracional de nuestro propio organismo ante cualquier problema. Esta preocupación persistente también puede estar producida por otro tipo de factores como el consumo de drogas, alcohol y medicamentos.

Características del trastorno de ansiedad generalizada

Además de estar en un constante estado de alerta y de preocupación, fundamentada o no, sí que es cierto que esta patología es más frecuente en aquellas personas que pretenden tener todo bajo control, incluso desde edades tempranas. También es normal en personas con baja autoestima, inseguras o que afrontan las relaciones personales de forma negativa o con miedo.

En otros casos, la ansiedad puede darse en momentos muy concretos y localizados en el tiempo, dándose los llamados ataques de ansiedad. La pérdida del trabajo, la muerte de un familiar, la búsqueda de empleo o el proceso de una enfermedad pueden ser algunos de los motivos. En términos generales, este trastorno se caracteriza por algunos de los siguientes síntomas:

  • Preocupación constante y diaria durante dos o tres semanas
  • Puede estar vinculado al estrés
  • Miedo a perder el control
  • Tensión muscular
  • Agitación emocional e hiperactividad
  • Insomnio
  • Palpitaciones, dificultades respiratorias, sensación de ahogo, sofocación…
  • Falta de atención y de concentración

Este cuadro de diagnóstico suele ser más frecuente en mujeres que en hombres y se inicia entre los 20 y 30 años, siendo habitual en personas mayores de 65.

Prevenir antes que curar los trastornos de ansiedad

Llevar una vida saludable, evitar el consumo de alcohol y café, así como recurrir a técnicas de relajación como pilates o yoga pueden ser algunas de las actividades más útiles para controlar el trastorno de la ansiedad. Al tratarse, en la mayoría de los casos, de una amenaza irreal o exagerada, enfrentarse a los problemas con una actitud positiva y tranquilizante puede ayudar a controlar la situación puntual. En cualquier caso, la visita al médico descartará la existencia de algún problema más grave o a diagnosticar la raíz del mismo.

El Máster en Psicología Clínica y Psicoterapias Aplicadas que imparte Prisma puede ayudarte a conocer más sobre los trastornos de ansiedad y cómo intervenir además en los trastornos afectivos y del dolor con la Terapia de Interacción Recíproca.

Inscríbete en el Máster para curar los trastornos de ansiedad

Difundir el amor, compartir el articulo

Articulos relacionados

Comentarios

No hay comentarios en esta entrada.

Enlaces relacionados

No hay enlaces relacionados en esta entrada.

Añadir comentario

Obligatorio

Obligatorio

Opcional