Skip to content

La mentalidad positiva en el deporte

El estrés afecta a la concentración

Fernando Alonso sufrió falta de concentración por culpa del estrés. Imagen: (c) Sutton Images

En una multitud de casos se moldea la idea equivocada de que el éxito o el fracaso de los atletas de élite están basados en su capacidad física o técnica, aislando inconscientemente a un segundo plano el estado psicológico de los deportistas. Evidentemente, un deportista ha de traer de serie una suntuosa complexión física, así como ir adquiriendo unas aptitudes técnicas y tácticas para poder llegar a ser considerado parte de esa gama selecta, pero todas estas cualidades de base pueden caer, al igual que cae una casa sin cimientos, cuando la presión psicológica estalla ante el peso de una competición.

¿Técnica o Psicología? Paradojas deportivas.

Es importante, por tanto, el pensamiento positivo tanto en el deportista individual como en el equipo al completo. A nivel individual el camino es más accesible, lo complicado comienza cuando todo un grupo debe impregnarse de esa mentalidad positiva, un solo componente del conjunto es capaz de traspasar su negatividad al resto del equipo. Basándonos en lo escrito anteriormente, se puede disfrutar de una base física y técnica espléndida, pero siempre un pensamiento positivo llegará más lejos que un pensamiento negativo. Con el tiempo se consigue recorrer una mayor distancia si te acompañan las fuerzas, las ganas o un espíritu luchador.

En refuerzo positivo como estrategia contra el estrés mental

Para poco sirve la conexión fuera del campo que caracterice a un equipo, hay que conseguir que esa compenetración sea exteriorizada dentro del campo, que cada uno de los componentes transmita su pensamiento positivo al siguiente, pedir a cada uno lo máximo de sí mismo para así lograr dar lo mejor en los momentos señalados.
En añadidura a todas estas complicaciones de partida, también existen los trastornos mentales que cada deportista individual llegue a potenciar. En ocasiones la presión, tanto mediática como personal puede impulsar a estos individuos a un mal uso de las facultades básicas, llegando a consumir en exceso alcohol, o incluso drogas, lo que les lleva a arruinarlos en lo personal y en lo profesional. Si la mente no está preparada para afrontar los reveses de la vida deportiva las adicciones y la baja autoestima es caldo de cultivo de estados depresivos que pueden desencadenar en patologías o trastornos mentales más acuciantes.

Apoyo psicológico para deportistas

No es sensato dejar la mente vagar a sus anchas. Sería conveniente la disposición de un profesional psicológico para ayudar a los deportistas en momentos de debilidad y no sólo centrar la atención en aquellos atletas que exterioricen los problemas, sino centrarse en todos ellos para que consigan un equilibrio mental. Controlar los momentos de extrema tensión, mantener la concentración a pesar de las distracciones momentáneas o conservar la seguridad en uno mismo, como dice el refrán popular “mejor prevenir que lamentar”.

Difundir el amor, compartir el articulo

Articulos relacionados

Comentarios

No hay comentarios en esta entrada.

Enlaces relacionados

  1. El estado psicológico de los deportistas | Proyecto de Rehabilitación Integral de la Salud M

Añadir comentario

Obligatorio

Obligatorio

Opcional