Skip to content

Lo que te hace feliz

Lo que te hace feliz en la vida Cada mañana la rutina parece turbar tu sonrisa cuando te miras en el espejo. Tus expectativas se apagan y rara vez te muestras optimista. Quizás no lo sepas pero intuyes que algo no te hace feliz.

El mundo gira más deprisa de lo que explicaban en la clase de ciencias. La noche y el día se tergiversa en un intento de mantener constante el flujo de la novedad más reciente. Te dan ganas de cerrar los ojos y repasar tu vida a la velocidad del milisegundo sin embargo tan solo llega a tu recuerdo ese pensamiento algo vago y apagado de lo que verdaderamente te hace feliz.

¿Realmente estás haciendo lo que te hace feliz?

En la vida podemos detenernos unos segundos y pensar: ¿Qué es lo que realmente me apasiona? ¿Supone una quimera o es un sueño alcanzable? ¿Formo parte de la sociedad o transcurro por ella como una sombra? Quizás las respuestas no sean de tu agrado porque la sociedad siempre empujo a las personas hacia un camino distinto del que marcaban los sueños. Hay quienes se conforman y contentan con su línea punteada. Podemos pensar que en el mundo, en algún rincón recóndito alguien está haciendo lo que verdaderamente le hace feliz. Y sin embargo estamos posiblemente equivocados porque son millones las personas que están haciendo aquello que les hace felices.

Embedly Powered

La capacidad de cambiar y ser feliz

Si todo esto te pilla con el paso cambiado. Si estas fuera de las tendencias, de las nuevas metodologías de enseñanza, de la desorbitante cantidad de información disponible. Si tienes miedo al cambio o tus perspectivas son negativas quizás te abruma la desesperanza y eres víctima de un proceso que merma tu capacidad de análisis y raciocinio. A tu alrededor ves a jóvenes que saben disfrutar de la vida. Sienten placer por lo que hacen y lo más llamativo no tiene miedo a afrontar nuevos retos. Seguramente estas frente a una nueva generación que se entremezcla contigo en el ascensor camino de la cúspide. Si estás concienciado podrás llegar a la cima de tus pretensiones. Pero si el miedo atenaza tus acciones, entonces puede que ni tan siquiera pulses el botón eligiendo tu meta.

De la depresión al éxito

Vamos a empezar por lo más lógico, tú no tienes la culpa. Llegados a este punto viendo que la vida no es como imaginabas la depresión ya hizo mella en tus sensaciones. De súbito te sientes eufórico y al minuto caes en el pozo de desanimo más hondo.

En su momento te mostraron que la vida y el trabajo comenzaban y terminaba a una hora exacta. No había otra, según el manual jerárquico tú estabas donde te correspondía y no podías mirar por la ventana un futuro mejor. Así te sentías seguro y respetado. Ahora el modelo es otro, el cambio es casi una obligación impuesta y recorrer el camino una y otra vez te resulta mucho más duro. Estas desanimado, la motivación desapareció al primer intento y te dejas vencer una y otra vez. Tu estado de ánimo se inclina hacía el abatimiento, la culpabilidad y la infelicidad afectando todas las esferas de tu vida desde la afectiva a la laboral.

Entender lo que sucede en tu interior y a tu alrededor es una tarea conjunta. Conocerte es respetarte dando el primero de los pasos hacia el éxito y la conciencia de una modificación de conducta que sirva de referencia a tu situación individual. No dejes que la apatía se convierta en un trastorno mental. Pide ayuda, acude a la consulta del psicólogo, expresa tus sensaciones, miedos y anhelos para lograr escapar de la atonía de tu ser y vuelve reforzado a disfrutar de la vida siendo feliz.

Difundir el amor, compartir el articulo

Articulos relacionados

Comentarios

No hay comentarios en esta entrada.

Enlaces relacionados

  1. Se puede lograr la felicidad | Proyecto de Rehabilitación Integral de la Salud M

Añadir comentario

Obligatorio

Obligatorio

Opcional