Skip to content

¿Qué es la alcohorexia?

riesgos alcohorexia

La alcohorexia es un grave trastorno que se está imponiendo entre los adolescentes, uno de los trastornos alimenticios que consiste en sustituir las calorías de una comida completa por las calorías que aporta el alcohol, se deja de comer para poder beber sin preocuparse por el aumento de peso. Sería una combinación del alcoholismo, la anorexia y la bulimia. Los estudios más recientes apuntan que esta enfermedad, en muchas ocasiones, se acompaña de bulimia y anorexia, es decir, los adolescentes que la padecen se provocan el vómito para eliminar las calorías aportadas en la ingesta de alcohol. 

Consecuencias de la alcohorexia

Las consecuencias más graves de la alcohorexia pueden conducir a la muerte, por coma etílico. Así mismo, conduce a la desnutrición del individuo y al posible desarrollo de anemia, riesgos de poder sufrir abusos sexuales, por falta de conciencia y a que la persona que la padezca se convierta en adicto al alcohol, a mayor consumo, mayor tolerancia. Además sufren obesidad abdominal, gastritis, enfermedades hepáticas, inhibición de las funciones cerebrales, traumatismos a causa de caídas, ansiedad y pueden desarrollar daños psicológicos, como la depresión o incluso esquizofrenia.

consecuencia alcohorexia en organismo

Abusar del alcohol puede dañar el hígado y otros órganos vitales además de causar trastornos mentales

Métodos extremos en el trastorno alimenticio

Muchos jóvenes tienen obsesión por la delgadez extrema y para conseguirlo utilizan métodos extremos, que, a veces, derivan en consecuencias difíciles de abordar, porque el daño que se ha hecho al organismo no siempre es fácil de revertir. Una vez, diagnosticados estos trastornos alimenticios, se debería iniciar un tratamiento integral y multidisciplinar. Sería necesario un endocrino o un nutricionista, para tratar de enseñarle a comer, siguiendo buenos hábitos alimenticios, así como tratar psicológicamente la enfermedad, la depresión, la ansiedad o la posible esquizofrenia, según las características concretas de la persona afectada. La terapia psicológica se impone como una necesidad, ya que estamos ante un trastorno. Quienes sufren esta enfermedad ingieren grandes cantidades de alcohol.

Mujeres jóvenes y adolescentes victimas del alcohol

Las chicas adolescentes son el grupo más vulnerable, las razones para adoptar este comportamiento se resumirían en: evitar ganar peso, por miedo a la obesidad, emborracharse rápidamente y ahorrar dinero para poder comprar alcohol. Según un estudio de la Universidad de Vigo el 56,1% de las mujeres universitarias son consideradas consumidoras intensivas de bebidas alcohólicas en los denominados atracones de alcoholbinge drinkers, frente al 41,3% de los hombres de la misma edad.

Si bien el alcohol aporta calorías al organismo, no se produce ningún aporte nutricional, lo que genera un déficit de nutrientes vitaminas y minerales que conducen a un estado de cansancio crónico, a una propensión a contraer enfermedades, al trastorno del ritmo cardíaco y a alteraciones en la conducta. Las causas que pueden llevar a padecer trastornos alimentarios son tan variadas como enfermos la sufren. No obstante, se ha relacionado con la no aceptación de los cambios corporales que se producen durante la adolescencia, un aumento rápido de peso y complejos relacionados con el aspecto físico y problemas de relación. También existen factores concretos de la persona, como, por ejemplo, la baja autoestima, u otros que se producen por experiencias personales, más o menos traumáticas. La insatisfacción por el propio aspecto, buscando una imagen de delgadez extrema, por la influencia de los amigos, la familia o los medios de comunicación social, pueden ser también los desencadenantes de la enfermedad.

La alcohorexia es un trastorno mental y como tal la terapia psicológica es una de las soluciones al problema. Tanto el paciente como la familia tiene que plantearse, antes de que otros problemas derivados de la excesiva ingesta de bebidas alcohólicas agraven la situación, acudir a la consulta del especialista donde podrán determinar el tipo de tratamiento a seguir.

Difundir el amor, compartir el articulo

Articulos relacionados

Comentarios

No hay comentarios en esta entrada.

Enlaces relacionados

No hay enlaces relacionados en esta entrada.