Skip to content

¿Qué es la Esquizofrenia y qué prejuicios hay?

Una persona con Esquizofrenia que sigue un tratamiento adecuado, puede hacer una vida normal, y en muchos casos, amigos, compañeros de trabajo y vecinos nunca se enteran.

Según se indica en la Guía Clínica para el tratamiento de personas desde primer episodio de Esquizofrenia, del Ministerio de Salud, se denomina Esquizofrenia a un conjunto de trastornos mentales, caracterizados por alteraciones de la percepción, del pensamiento y de las emociones, que comprometen las funciones esenciales que dan a la persona normal la vivencia de su individualidad, singularidad y dominio de sí misma.

La esquizofrenia se presenta una distorsión del pensamiento, delirios bizarros, percepciones alteradas, respuestas emocionales inapropiadas y un grado de autismo. Estos síntomas son experimentados en presencia de conciencia clara y frecuentemente con la capacidad intelectual conservada.

El término esquizofrenia
El término Esquizofrenia es comúnmente mal interpretado, dándole el sentido de que las personas tienen una “doble personalidad”. Aunque algunas personas con diagnóstico de Esquizofrenia pueden escuchar voces y pueden vivir esas voces como personalidades distintas, la Esquizofrenia NO se trata de una persona que va cambiando entre distintas personalidades múltiples.

La consecuencia del prejuicio hacia las personas con Esquizofrenia es la discriminación de éstas en el trato social y en el mundo laboral. Ésta estigmatización se da principalmente por el desconocimiento de la enfermedad y por la intolerancia que surgen ante las personas con Esquizofrenia. Pero la discriminación también se debe en parte al deterioro real en las habilidades sociales de las personas.

Finalmente, se debe recordar lo relevante que es trabajar con quienes comparten con la persona con Esquizofrenia, así como debe verse caso a caso cuáles son los prejuicios que afectan a una persona, de qué tipo de discriminación está siendo parte, manejar sus expectativas y frustraciones, así como entrenar las habilidades sociales adecuadas, promoviendo siempre y de forma paralela el seguimiento del tratamiento y consumo de medicamentos, para así prevenir que aparezca una descompensación psíquica.

Autora: Ruth López
Fuente: www.guioteca.com

Difundir el amor, compartir el articulo

Articulos relacionados

Comentarios

No hay comentarios en esta entrada.

Enlaces relacionados

No hay enlaces relacionados en esta entrada.

Añadir comentario

Obligatorio

Obligatorio

Opcional