Skip to content

Salud mental y violencia en la CNN

Que la violencia se vea como algo normalizado afecta a la salud mental

No hace demasiados años era bastante normal que las escenas más escabrosas se censuraran en las noticias de la televisión. Un código deontológico intentaba que los espectadores estuvieran informados de lo que sucedía, fuera todo lo terrible que fuera, pero sin mostrar escenas que pudieran herir su sensibilidad.

¿Es la televisión culpable de la violencia?

Por desgracia, hoy no existe esa precaución y es bastante habitual que la televisión se inunde de escenas macabras y de dudoso buen gusto. Los programas de noticias se recrean en mostrar cuanta más sangre y vísceras mejor. Incluso se opta con demasiada facilidad en mostrar públicamente escenas de ejecuciones y masacres durante conflictos bélicos.

Las cadenas basadas en las noticias, como la CNN no oculta a sus espectadores lo crudo de la vida en lugares en conflicto, pero también en otros más cercanos, donde la violencia también provoca estragos. Una falta de cuidado preocupante que permite que los espectadores sean testigos de actos violentos en el salón de su casa.

Televisión y salud mental

La pregunta es: ¿esta muestra de violencia es parte del problema? ¿Puede representar una excusa a personas con una salud mental delicada para realizar actos violentos y ser parte de ese proceso que nos muestra la televisión?

Hay miles de estudios sobre el tema, y la mayoría de ellos quitan importancia a la presencia de actos violentos en los medios. Obviamente, ninguna persona ‘sana’ se ve abocada a cometer atrocidades como las que se ven en las noticias por verlas.

El problema existe si estas escenas son observadas por personas que sí tienen algún tipo de perturbación psicológica. Una mala interpretación de estas imágenes puede llevar a un individuo a pensar que, por ejemplo, está justificado el uso de la violencia para conseguir determinado fin. O para obtener un reconocimiento mediático, aunque sea negativo.

El problema de fondo existe, está presente en la falta de cuidado y en la idea incorrecta de que todo vale para crear audiencia. La falta de ética de determinadas cadenas de televisión puede acarrear consecuencias. Quizás sea conveniente volver a la práctica de evitar escenas innecesarias, que solo buscan el morbo y la provocación. Saldremos ganando todos.

Difundir el amor, compartir el articulo

Articulos relacionados

Comentarios

No hay comentarios en esta entrada.

Enlaces relacionados

  1. Violencia en televisión | Proyecto de Rehabilitación Integral de la Salud M

Añadir comentario

Obligatorio

Obligatorio

Opcional