Skip to content

Sólo el 5% de los esquizofrénicos tratados tiene conductas violentas.

Oír voces interiores que te avisan constantemente de que un vecino te quiere agredir y reaccionar de forma descontrolada parece algo casi comprensible. Esas voces inquietantes son las alucinaciones, que al igual que los delirios, pueden desencadenar un estallido violento en las personas con esquizofrenia.

Los fármacos que actúan sobre estos síntomas, entre otros, reducen el número de conductas agresivas y, de paso, rompen el tópico que marca como un estigma la violencia en estas personas. Así lo indican los resultados de un estudio español que recoge datos de 895 pacientes ambulatorios diagnosticados con esquizofrenia, procedentes de 283 centros públicos de salud mental de 14 comunidades autónomas.

“Es importante destacar que es la primera vez que, en España, se pone orden cuantitativamente a este fenómeno”, destaca el psiquiatra Julio Bobes, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica (SEPB) y director del estudio. Además, indica: “los pacientes con esquizofrenia pueden vivir en comunidad, porque su potencial conflictivo es bajo, cuando siguen un tratamiento”.

Difundir los datos de este estudio es el arma más efectiva para romper con el estigma que perjudica enormemente la imagen y la recuperación de estas personas. Estamos ante un tema muy contaminado por el efecto mediático y que se agudiza porque pueden ser conductas agresivas muy impredecibles.

Difundir el amor, compartir el articulo

Articulos relacionados

Comentarios

No hay comentarios en esta entrada.

Enlaces relacionados

No hay enlaces relacionados en esta entrada.

Añadir comentario

Obligatorio

Obligatorio

Opcional