Skip to content

Trastornos alimentarios en la juventud

La alimentación en la juventud juega un papel fundamental en su futuro

La alimentación de los hijos es un tema recurrente que muchos padres y madres abordan de forma contraproducente. La obesidad, bulimia, anorexia y otros trastornos alimenticios afectan cada vez más a un importante número de jóvenes y a edades más tempranas.

Es importante que en familia se hable de la alimentación. Sin embargo mostrarse excesivamente preocupado o hacer demasiado hincapié en la importancia de la dieta aumenta la posibilidad de que la alimentación se convierta en una obsesión nociva para toda la familia.

¿Cómo abordar los trastornos alimenticios en el ámbito familiar?

En una reciente investigación publicada en la revista JAMA Pediatrics, basada en el análisis de progenitores y adolescentes ante el abordaje de los trastornos alimentarios, llegaron a unas interesantes conclusiones. La primera y más relevante es que dependiendo del tono de la charla sobre la alimentación esta puede considerarse ‘protectora’ o ‘dañina’ afectando a la reacción del joven ante su posible trastorno alimenticio.

Las recomendaciones de los investigadores involucrados en este estudio precisan que es muy importante cuidar el lenguaje para evitar hacer referencia a los kilos. Sobre todos en los casos de hijos o hijas con problemas de sobrepeso u obesidad hacer especial hincapié en los kilos no logra los resultados esperados por el progenitor manteniéndose ya por parte de los jóvenes una actitud defensiva y llegándose a sentir excluidos sociales dentro de su propio entorno familiar. Las conversación evitando centrarse en el peso puede abordarse subrayando la importancia de una alimentación saludable, de sustituir alimentos con alto porcentaje calórico por otros más beneficiosos, etc.

Comentarios y trastornos alimentarios

Dice el estudio que son los comentarios del padre los que más influyen en los jóvenes y adolescentes. Abstenerse de incluir referencias al peso, los kilos, tanto en defecto como en exceso puede ayudar a que hablar de la alimentación en familia resulte clave para mejorar ante el inicio de un trastorno alimenticio en la juventud.

Conversar nos hace más humanos. El cómo tratar con los hijos un posible trastorno alimenticio puede favorecer comportamientos de riesgo. Relacionar la alimentación con hábitos saludables previene riesgos en la salud tanto física como mental.

En el Máster en Psicología Clínica y Psicoterapias Aplicadas hablaremos sobre el trastorno alimentario. Si quieres saber más del Máster de Prisma contacta con nosotros a través del formulario.

Máster en Psicología Clínica

Difundir el amor, compartir el articulo

Articulos relacionados

Comentarios

No hay comentarios en esta entrada.

Enlaces relacionados

  1. Trastornos alimentarios en la juventud | Prisma.org

Añadir comentario

Obligatorio

Obligatorio

Opcional