Skip to content

Una falla en el cerebro podría aumentar las probabilidades de depresión de algunas niñas

Un estudio encuentra un déficit en el procesamiento de las recompensas y el placer.

Las chicas jóvenes en alto riesgo de depresión parecen tener un sistema de recompensa que funciona mal en sus cerebros, según sugiere un estudio reciente.

Alto riesgo de depresión en niñasEl hallazgo proviene de una investigación en el que participó un grupo de trece niñas en alto riesgo, entre los diez y los catorce años de edad, que no estaban deprimidas pero que tenían madres que experimentaban depresión recurrente, y un grupo de trece niñas en bajo riesgo sin antecedentes personales ni familiares de depresión. Ambos grupos se sometieron a escáneres cerebrales con IRM mientras completaban una tarea que podía resultar en una recompensa o un castigo.

En comparación con las niñas del grupo de riesgo bajo, las del grupo de riesgo alto mostraron respuestas neurales más débiles tanto mientras esperaban como al recibir la recompensa. Específicamente, las niñas en alto riesgo no mostraron activación en un área del cerebro llamada la corteza cingulada dorsal anterior, que se cree que tiene que ver con reforzar experiencias pasadas para fomentar el aprendizaje.

Las niñas en alto riesgo sí mostraron una mayor activación en esta área del cerebro al recibir castigo, en comparación con las demás niñas. Los investigadores dijeron que esto sugiere que las niñas en alto riesgo procesan con mayor facilidad la información sobre la pérdida y el castigo que la información sobre la recompensa y el placer.

“Al considerarse en conjunto con la menor activación de las áreas estratiales comúnmente observada durante la recompensa, parece que el sistema de procesamiento de la recompensa está gravemente dañado en las hijas que tienen un riesgo elevado de depresión, aunque aún no hayan experimentado un episodio de depresión“, escribieron Ian H. Gotlib, de la Universidad de Stanford, y colegas.

“Claramente, se necesitan estudios longitudinales para determinar si las activaciones anómalas observadas en este estudio durante el procesamiento de las recompensas y las pérdidas se asocian con un inicio posterior de depresión“, concluyeron.

El estudio aparece en la edición de abril de la revista Archives of General Psychiatry.

Autor: DiarioSalud
Fuente: www.diariosalud.net

Difundir el amor, compartir el articulo

Articulos relacionados

Comentarios

No hay comentarios en esta entrada.

Enlaces relacionados

No hay enlaces relacionados en esta entrada.

Añadir comentario

Obligatorio

Obligatorio

Opcional